10 hábitos saludables para la salud

La Organización Mundial de la Salud define salud como “el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” es por ello que el hecho de no padecer ninguna enfermedad no significa que seamos saludables.

Este aspecto es el que nos confunde muchas veces. Si no tenemos ninguna enfermedad pensamos que estamos sanos, pero no es así. Mantener en equilibrio nuestro organismo es lo más importante y a la vez lo más complicado. Para llevar un estilo saludable debemos de cuidar mente y cuerpo, por eso, debemos seguir unos hábitos para que ambas cosas se encuentre en perfecta sintonía.

¿Quieres saber que 10 hábitos saludables debes seguir para conseguirlo? Sigue leyendo, te lo facilitamos en breve.

  1. Bebe mucha agua

Es uno de los aspectos más importantes. Debemos aumentar la ingesta de agua a unos 2 litros por día. Es esencial para depurar el organismo y para el correcto funcionamiento de los riñones, imprescindibles para mantener la homeostasis de nuestro cuerpo. Cuanta más agua bebas, menos les costará a tus riñones filtrar las sustancias de deshecho.

Si no te gusta mucho el agua, puedes probar añadir a tu botella infusiones frías como té verde con limón o té de frutos rojos. Son excelentes antioxidantes y contienen vitaminas.

Estas infusiones le darán un sabor dulce al agua y te será más apetecible a la hora de ingerirlo, eso sí, no te olvides de agitar la botella cada vez que vayas a beber.

  1. Di adiós al sofá

La vida sedentaria es la causante de una gran variedad de enfermedades. Debemos evitar pasar mucho tiempo sin movernos y aumentar la actividad física diaria.

El motivo de no hacer ejercicio de la mayoría de personas es la falta de tiempo. Debido al trabajo o a otras obligaciones, aluden que no tienen tiempo real para hacer deporte. Siempre puede sacarse un poco de tiempo.

Para hacer ejercicio no es necesario estar una hora, si no tienes más tiempo, más vale media hora todos los días que nada.

Si puedes salir fuera, aunque sea a caminar, mucho mejor, te servirá para airearte, despejarte y además estarás ejercitando los músculos de tu cuerpo.

Si en tu caso, no puedes permitirte salir fuera, puedes probar hacer ejercicios en casa. Desde hacerte alguna tabla de fitness hasta subir y bajar las escaleras de tu edificio. Puedes incluso emplear tan sólo 15 minutos en ello cada día y lo notarás.

El ejercicio es una parte fundamental para poder llevar una vida saludable, te hará perder peso, mantenerte en forma y además favorece al sistema circulatorio.

  1. Las frutas y verduras, esenciales en nuestra alimentación

Estos alimentos tienen una serie de propiedades que no debemos desaprovechar. La cantidad de vitaminas que nos aportan, son esenciales para evitar enfermedades, mantener el sistema inmunitario fuerte para prevenir procesos víricos y aparte, ofrecen beneficios para la piel, el pelo y para todo nuestro organismo en general.

Otra característica importante es la cantidad de fibra que nos aportan, fundamental para el buen control glucémico y para luchar contra el estreñimiento.

Las frutas contienen mucha agua, lo que es doblemente saludable tal y como hemos explicado en el primer apartado.

Por último, las verduras tienen muy pocas calorías, esto nos ayudará a evitar coger peso y mantener la línea pudiendo comer buenas cantidades sin necesidad de pasar hambre.

  1. Evitar el estreñimiento

Como hemos indicado en el apartado anterior, las frutas y verduras contienen mucha fibra, fundamental para combatir el estreñimiento. Aunque parece un tema banal, es esencial ir al baño a diario, de lo contrario, el estreñimiento además de producir malestar físico como dolores de vientre o náuseas, también causa irritabilidad y tristeza.

Estudios afirman que el intestino es nuestro segundo cerebro, por ello si no funciona bien, nuestra salud psíquica puede tambalearse produciendo en mucho de los casos ansiedad.

Para evitar todo esto, hay que mantener a raya nuestro sistema digestivo. Además de ingerir frutas y verduras, debemos cambiar ciertos hábitos como los siguientes:

  • Cambiar el pan normal por pan integral, de semillas, de avena o de centeno.
  • Evitar el arroz blanco en exceso, ya que el almidón que contiene, suele tener propiedades que estriñen.
  • Beber mucha agua. Ayudará a lubricar los intestinos y además evitará que se compacten las heces.
  • Eliminar todo tipo de grasas, ya que pueden adherirse a las paredes del intestino e impedir su correcta expulsión. Esto produciría que las heces permanezcan más días de los debidos en los intestinos soltando sustancias tóxicas para nuestro organismo.
  • Hacer mucho ejercicio. Una vida sedentaria sólo producirá que el movimiento de nuestros intestinos se ralentice, por lo que tardaremos más días en evacuar produciendo muchas molestias.
  • Ingerir en ayunas ciertos alimentos que ayudan a ir al baño con mayor frecuencia como las pasas, las ciruelas, las semillas de lino, o salvado de trigo.
  • Infusiones de jengibre, canela y limón.
  • Zumos de aloe vera.
  1. Reservar 1 hora al día para relajar nuestra mente

Como hemos indicado en el comienzo de este artículo, salud es bienestar físico y mental. La mente es un elemento fundamental para mantenernos saludables y para ello debemos de cuidarla tanto o más que nuestro físico.

Debemos emplear 1 hora al día para relajarnos, evadirnos de los problemas y desestresarnos. Muchas personas le quitan importancia a este aspecto, pero, debemos tener en cuenta de que nos pasamos el día trabajando con la mente sin darnos cuenta, ya no sólo en nuestro ámbito laboral sino, cuando le damos vueltas a los problemas cotidianos, cuando intentamos memorizar la lista de la compra o cuando tenemos que soportar situaciones estresantes.

Es la única parte de nuestro cuerpo que está en continuo funcionamiento, por eso, debemos emplear un momento al día para relajarla.

Puedes probar con ejercicios de meditación, ponerte música relajante y realizar respiraciones profundas. Otro consejo fundamental es, durante esa hora, olvidarte del móvil, ordenador o Tablet. Verás cómo después de hacerlo, te sentirás mucho mejor.

  1. Y a la hora de dormir…

Es necesario poder dormir y descansar unas 8 horas diarias. Durante el sueño se producen una serie de procesos biológicos que repercuten sobre nuestra salud. Entre estos procesos se encuentra regenerar nuestro sistema inmunitario, regular el sistema hormonal, endocrino y nuestra temperatura.

Debemos intentar respetar las horas de sueño, no hacerlo puede ocasionarnos enfermedades graves.

  1. No beber alcohol

Debemos evitar ingerir cualquier tipo de alcohol. Es cierto que no pasaría nada si nos tomamos una copa cuando salimos a cenar, pero debemos moderar las cantidades que ingerimos.

El hígado es el órgano encargado de una serie de procesos metabólicos de nuestro organismo y el alcohol disminuye sus funciones. Además, el consumo continuado de alcohol está relacionado con cirrosis hepáticas por ello, debemos evitar consumirlo.

  1. No fumar

Con el tabaco, sin embargo, no debemos consentir consumir ni un cigarro ¿por qué? Está demostrado que el tabaco es una sustancia que produce adicción. El simple hecho de tomarnos un cigarro puede incitarnos a consumir cada vez más hasta que no podamos dejarlo.

La nicotina que se encuentra en el cigarro puede ser, a la larga, letal para nuestro organismo. Nuestro consejo es, si no fumas, no lo hagas nunca y si fumas, déjalo ya.

  1. Higiene dental

Mantener una adecuada higiene dental es importante. Debes acudir al menos una vez al año a visitar a tu dentista para que te haga una revisión y valore si hay algún problema que solucionar.

Evitar las bebidas azucaradas, los dulces o el café, son medidas preventivas para el sarro y las caries ¡Toma nota!

  1. Mantén tu autoestima alta ¡Quiérete!

Evita pensamientos negativos, amistades tóxicas o actitudes pesimistas. Debes quererte tal y como eres, valorar tus logros y aprender de tus fracasos.

Cada persona está dotada de cualidades únicas. Tú no eres menos que nadie y nadie es menos que tú asique aprende a valorar la vida ya que sólo tienes una.

Comentarios

  1. Julia says:

    Me parecen muy bien estos hábitos, hay que inculcárselos desde pequeños a los niños.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *