Dietas blandas para bebes y niños

Las dietas blandas son aquellas que se utilizan cuando el sistema digestivo se altera. Esto puede ser por un virus estomacal, un empacho o porque les haya sentado mal algún alimento. Este tipo de dieta se utiliza tanto en caso de vómitos, diarreas o dolores de estómago y como su nombre indica, son muy ligeras para evitar que el sistema digestivo tenga que trabajar, ya que está delicado.

La mayor parte de afecciones digestivas que se producen en los niños y bebés se deben a virus estomacales. Suele tratarse de virus muy agresivos que infectan el tracto digestivo e impiden su correcto funcionamiento ocasionando muchas molestias.

Cuando se trata de un virus, no hay medicamento que lo elimine, es decir, no hay medicamentos que eliminen los virus, simplemente hay que tratar los síntomas que el mismo produce.

Por este motivo, para disminuir las molestias que se puedan producir y para evitar que se produzcan más vómitos o diarreas, utilizaremos dietas blandas.

Al tratarse de niños, debemos de tener especial cuidado con estas afecciones porque su pequeño tamaño influye a la hora de deshidratarse más rápido y por ello ser más grave.

Debes tener en cuenta que los niños para comer tiene que gustarle lo que comen y las dietas blandas suelen ser insípidas. Hay que intentar idear la manera de hacer que ingieran estos alimentos y no otros.

A continuación, te ofrecemos una serie de consejos para que puedas elaborar la dieta blanda correcta cuando tu hijo enferme.

  1. ¿Vómitos? ¿Diarrea? ¿O ambas cosas?

Es fundamental aclarar qué sintomatología tiene tu hijo ¿Por qué? Porque dependiendo de si tiene diarrea o no, incluiremos o excluiremos alimentos en la dieta.

En caso de tener diarrea:

  • Añadiremos sobretodo arroz blanco, guardando el almidón que suelta al hervirlo y utilizándolo como una sopa.
  • Podremos darle un poco de membrillo, aunque no lo parezca, tiene propiedades astringentes.
  • El plátano. Ayudará a cortarle la diarrea y además le subirá un poco los niveles de azúcar ya que habrá perdido demasiado al tener la diarrea. Además, es una fruta que suele resultarle apetecible a los niños, te será fácil que se lo coma.

Sin embargo, si tiene sólo vómitos, no hace falta darle los alimentos mencionados anteriormente ya que pueden estreñirle sin ser necesario y podemos provocarle un problema secundario. Simplemente habrá que facilitarle una dieta blanda.

  1. Forma de cocinar los alimentos

Todos los alimentos tienen que ser hervidos o a la plancha. No podemos freír, los alimentos fritos son más difíciles de digerir y cuando un estómago está convaleciente, debemos evitar hacerlo.

La carne o pescado a la plancha utilizando limón en vez de aceite es la mejor opción. Las verduras, por ejemplo, optaremos por hervirlas con aceite y sal. Nada de añadir ajo al agua que utilizaremos para hervir. Para mejor digestión, hacerlo en puré.

  1. ¿Qué alimentos son los que debes utilizar en la dieta blanda?
  • Pescado (en caso de bebés, no dar si es menor de 9 meses)

– Sólo el pescado blanco como la merluza, la pescadilla o el lenguado.

 

  • Verduras

– Pueden ingerirse todas aquellas que no tengan fibra como la patata, zanahoria, batata, boniato, tomates o aguacate.

 

  • Frutas

– Manzana asada, pera o melón. Siempre deben de ser frutas blanditas para digerirlas más fácilmente.

 

  • Carnes

–  Las que sean magras como la pechuga de pollo, pavo, jamón cocido, ternera y lomo de cerdo.

 

  • Lácteos

– Solamente está recomendado el yogur, ya que tiene bacterias probióticas que actúan como barrera de regeneración del sistema digestivo. Es lo que más se aconseja en este tipo de dietas, siempre que no sean azucarados, ni de sabores, deben ser sólo naturales.

 

  • Cereales y pasta

–  Arroz, macarrones y pan

– La pasta y el arroz deben ser hervidas con agua, aceite y sal. No se debe añadir ningún tipo de salsa.

 

  1. Bebidas que ayudan a nuestro hijo

Las bebidas más aconsejadas en la dieta blanda son las que proporcionen la suficiente cantidad de minerales a nuestro hijo como para reponer las pérdidas que se hayan producido. Hay que recordar que cualquier bebida hay que ingerirla a tragos pequeños ya que, de lo contrario, el cuerpo lo puede rechazar y puede provocar más vómitos.

Un ejemplo de estas bebidas pueden ser:

  • Agua, limón y una cucharada de azúcar
  • Bebidas isotónicas como Aquarius
  • Suero oral
  • Infusiones de té
  • Manzanilla
  • Poleo

Este apartado es fundamental. Cuando un niño tiene vómitos o diarrea, hay que estar pendiente para prevenir una posible deshidratación. Para ello, hay que aportar muchos líquidos, pero siempre con precaución.

  1. Alimentos prohibidos en la dieta blanda

Estos alimentos son los que pueden dañar el estómago de nuestro hijo cuando está enfermo, por ello, debemos evitarlos. Entre estos alimentos se encuentran los frutos secos, la leche, las salsas, las verduras crudas o aquellas que produzcan mucho gas como la coliflor o el brócoli, la bollería industrial, los dulces, los zumos naturales y las bebidas gaseosas.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *