¿ Cómo recuperarse de los puntos de la cesárea ?

¿Qué es una cesárea?

La cesárea es la intervención quirúrgica que os pueden realizar en vuestro abdomen y vuestro útero para extraer a vuestro bebé cuando ya esté formado completamente y le ha llegado el momento de vuestro nacimiento. El uso de las cesáreas se ha implementado mucho en los últimos tiempos, puesto que es menos dolorosa y traumática que los partos naturales.

¿Qué es una episiotomía?

La episiotomía es una incisión quirúrgica que se usa para ampliar el canal blando para que vuestro bebé salga más fácilmente, esto mediante el parto natural, lo que facilita vuestro parto. La episiotomía es un corte que realizan los médicos desde el orificio de vuestra vagina hasta vuestro recto y luego de que vuestro bebé sale, el médico deberá suturar este tejido que se ha cortado.

Cuidados de vuestra cesárea o episiotomía

Es primordial que recordéis que luego de que os habéis hecho una cesárea tenéis que tener mucho cuidado y mucho más higiene para que vuestras suturas cicatricen correctamente. Lo más recomendable es que toméis duchas para evitar que os lastimes la zona de vuestra cesárea o episiotomía.

Debéis recordar que una cesárea es un corte en vuestro abdomen y os sentirás un poco adolorida puesto que vuestra recuperación podrá ser un poco lenta.

Toma duchas

Para que vuestra herida cicatrice bien debéis ducharte dos o tres veces al día luego que haya pasado un día desde vuestra cesárea o episiotomía, puesto que así evitaras la formación de bacterias y os mantendrás siempre limpia vuestra sutura. Luego de que toméis vuestra ducha lo más probable es que debáis aplicar algún tipo de antiséptico que vuestro medico prescribirá para ayudar a mantener esta zona limpia y prevenir infecciones.

Cubre tu herida

También debéis mantener vuestra herida cubierta con un apósito o una gasa durante los primeros días para que os evitéis las molestias que podéis sentir por el roce de la ropa, pero debéis recordar que luego de que vuestra herida haya evolucionado y ya os encuentre más cicatrizada es recomendable que os dejes al aire libre a diario, para vuestra herida os mantenga fresca ayudando a que vuestra herida termine de cicatrizar mucho más rápido, pero debéis tener cuidado de no exponer vuestra herida directamente al sol, puesto que el calor de la luz solar os hará daño a vuestra sutura y luego podéis llegar a sentir mucho dolor en vuestra herida.

Alivia vuestras molestias

Si vuestra herida os duele un poco es completamente normal y para aliviar el dolor vuestro medico os prescribirá algún tipo de analgésico. También debéis evitar hacer mucho esfuerzo, puesto que realizar esfuerzos abdominales os hará doler vuestra herida, así que debéis evitar toser o reír mucho y acá esta un dato, podéis apretar un cojín sobre vuestro abdomen cuando sintáis la necesidad de toser o reír, esto os ayudara a que no duela vuestra herida.

Saliva o aloe vera

La sábila o aloe vera es un excelente antiséptico y cicatrizante que mejorará vuestra herida rápidamente, además de secar y ayudarla a cicatrizar mucho más rápido. Para vuestra aplicación debéis colocar en vuestro refrigerador los cristales de la sábila durante media hora o más, hasta que esté fría y cuando lo esté debéis aplicarla directamente sobre vuestra herida durante media hora, la aplicación directa de esta planta medicinal os ayudara a refrescar vuestra herida, os ayudara a que cicatrice y también reducirá la inflamación y picazón causadas por el mismo proceso de cicatrización.

Ten cuidado cuando te muevas

Luego de vuestro parto podéis levantarte al día siguiente pero debéis tener mucho cuidado de no realizar movimientos bruscos que puedan causar la soltura de vuestros puntos o que os lastimes vuestra herida. También tenéis que saber que vuestro mismo cuerpo os dirá hasta donde podéis llegar a caminar al día siguiente de vuestra cesárea o episiotomía ya que no podéis realizar mucho esfuerzo o mantenerte mucho tiempo de pie, puesto que os hará que duela mucho vuestra herida.

Cuidado con los puntos

Cuando os estéis tomando vuestra ducha debéis tener mucho cuidado de no halar ninguno de los puntos de vuestra cesárea o episiotomía, porque tendrás que acudir nuevamente al médico, podéis llegar a presentar sangrado y además os dará un dolor realmente fuerte que no querrás sentir. Podéis comprar un jabón líquido especialmente para vuestra herida ya que será más suave su aplicación y no os causará molestias.

Tampoco debéis rascar vuestra herida cuando sientas algún tipo de picazón, puesto que este picor es un indicador de que la herida está cicatrizando bien y si rascas vuestra herida corres el riesgo de halarte alguno de los puntos, causando mucho dolor y teniendo que ir al médico nuevamente, además de que podéis infectar vuestra herida con las bacterias de vuestras uñas y manos. Para aliviar la picazón podéis colocar la sábila fría o colocar un poco de hielo alrededor de vuestra herida, envuelto en un paño, sólo en vuestra cesárea.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *